Cerraduras: El cambio es indispensable

Hoy en día, son muchas y muy variadas las situaciones en las que una persona se puede plantear que es necesario cambiar una cerradura, sea de la puerta de su vivienda, de su negocio, de la oficina, en fin, de algún inmueble, y es así como te hacemos saber que lo mejor siempre será, que antes de tomar esta determinación consultes con un profesional de la cerrajería.

¿En qué casos se puede plantear el cambio de cerradura?

Si has sido víctima de un robo que implique que hayan violentado la cerradura de tu inmueble, es más que predecible que te quieras ocupar de cambiar la cerradura de dicha pertenencia, procurando que la nueva sea más segura y realmente proporcione la seguridad que necesitas.

La elección de esta nueva cerradura debe hacerse conociendo muy bien y con certeza las posibilidades que tiene la puerta principal y posteriormente, analizando las variadas marcas y modelos que hay en el mercado, sumándole a nuestro criterio el asesoramiento propio de los verdaderos profesionales de cerrajería, que basados en las características de lo que necesitamos y de lo que tenemos, por ejemplo, del marco de la puerta o del presupuesto con el que contamos, nos persuadirán a elegir la opción que mejor se ajuste.

Como una sugerencia muy general, señalamos que un modelo a tener en cuenta es el anti-bumping, pues es  completamente ideal para reforzar (sí, aun más) la cerradura de las puertas blindadas y de las puertas acorazadas.

Otro caso particular en el que procurarías el cambio de cerradura, sería si has alquilado un piso o una vivienda y quieres asegurarte de ser el único con acceso a esta, pues uno nunca sabe si quien sea que haya vivido allí antes, aun conserva una copia de las llaves, por lo que en un caso como este, el cambio es indispensable. No se trata de simplemente cambiar de llave, sino de la cerradura al completo.

La elección de esta dependerá del presupuesto que tengas, ya que el precio de las cerraduras cambia según el modelo. Destacamos el hecho de que actualmente los servicios de cerrajería de empresas suelen ofrecer, al cambiar la cerradura, una garantía por un período de tiempo específico, con la finalidad de ofrecerte la opción de poder repararla en caso de que suceda algún imprevisto o perjuicio después de su instalación.

Ahora bien, algunas interrogantes muy válidas que te podrías plantear al hablar de cerraduras, son las siguientes:

¿Será necesario desmontar la puerta para –solamente- cambiar la llave?

Bueno, con frecuencia este proceso es innecesario, aunque en casos específicos y dependiendo de las marcas y de algunos modelos, esto puede ser requerido. Aunque actualmente los fabricantes buscan evitar tener que comprometer al cerrajero a llevar a cabo todo este laborioso procedimiento de descolgar la puerta de las bisagras, acostarla horizontalmente, desarmar y desmontar la cerradura en piezas y luego revertir cada paso, para que el diseño sea, entonces, más accesible para estos profesionales.

¿Cuál es la diferencia entre cambiar la cerradura y cambiar la llave?

Comenzamos explicando que cambiar la cerradura es un procedimiento que implica sustituir toda la sección mecánica aplicada para la apertura y cierre de una puerta, y en contraste, cambiar la llave conlleva (en la mayoría de los casos) sustituir tan sólo algunas de las piezas de la cerradura, por lo que aclaramos que es verdaderamente factible cambiar la llave sin cambiar la cerradura, e igualmente, cambiar la cerradura, sin la necesidad de cambiar la llave.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*