Como curar los orzuelos de forma rápida y fácil

Si cuando te levantas por la mañana sientes que te duele un ojo y ese dolor es como un punsación, probablemente tengas un orzuelo en el ojo.

Los orzuelos son una especie de grano con pus y se originan por una obstrucción de las glándulas sebáceas. Estas glándulas son las encargadas de lubricar los ojos, funcionan como aspersores y lo que sucede es que por cebo viejo o una bacteria que logro proliferar lo obstruyen, logrando que este líquido no pueda salir y se acumule, creando lo que es un grano con pus.

Una forma rápida de tratar los orzuelos es con el que se denomina método de la cuchara. Este método consiste en calentar la zona para de esa forma lograr que el orzuelo desaparezca.

El calor logra que el sebo se vuelva más líquido, lo que hace que disminuya la obstrucción y el líquido salga y el orzuelo desaparezca, dejando a las glándulas libres para que puedan cumplir su función otra vez.

Para lograr esto se calienta una cuchara, no con fuego sino frotando la misma con un paño hasta que tome una temperatura aceptable, pero tampoco demasiado elevada y luego debes apoyar la cuchara en el orzuelo durante unos minutos, puedes repetir este proceso varias veces al día y veras los resultados en poco tiempo.

Claramente debes tener cuidado con la cuchara que uses, esta debe estar limpia y esterilizada, lo cual puedes lograrlo en casa mojando la cuchara con un algodón previamente embebido en alcohol etílico.

Algo importante que debes tener en cuenta, es que sí el orzuelo no mejora al pasar unos días, o empeora, esto es se agranda, se pone más rojizo o duele más, debes acudir a un médico para que te recete un medicamento con el cual puedas tratar el orzuelo de la mejor manera.