Donde acudir en el caso de que nuestro coche ya no sirva para nada

Puede ocurrir que nuestro coche tenga ya tanto tiempo que no queramos ni arreglarlo, o puede ser que la avería que tiene no nos merezca la pena, o que le hemos dado un golpe en el que el seguro se echa para atrás. En este último caso la verdad que es complicado porque ya debemos andar tras el seguro que tengamos contratado y ver si el perito nos da el visto bueno o por el contrario nos dice que nuestro coche ya no sirve para nada. Desde luego no sería la primera vez en la que un seguro ve que le va a costar la reparación más que el propio coche y decide declararlo siniestro total. Pero no es en la única ocasión en la que la aseguradora decide declarar un coche siniestro, sino que;

  • En el caso en el que el coche haya sido robado y no aparezca por ningún lado.
  • Que el coche haya sido robado y en este caso si aparezca, pero con daños que cuestan un ojo de la cara.
  • Si el coche sale ardiendo y se entiende que es irrecuperable.
  • Y por supuesto si ha sufrido un fuerte accidente en el que el coche ya no sirve para nada.

Es precisamente en estos casos en los que tenemos que tener claro lo que debemos hacer ya que como todos sabemos las aseguradoras en estos casos se agarran a un clavo ardiendo, por supuesto primero deberemos saber cuánto nos van a dar por el coche dependiendo de la clase de siniestro que haya sido, es aquí donde se valora entonces la antigüedad del vehículo y por supuesto el tipo de póliza que tengamos contratada para después buscar el lugar en el que tengan compra de siniestros ya que por supuesto el coche ya no servirá para nada. Por supuesto debe ser en un desguace ya que son los encargados de comprar los coches que ya no sirven para nada, y ya que a ese coche se le debe dar de baja se debe buscar un sitio en el que las bajas de vehiculos madrid por ejemplo sean inmediatas. Solo así podremos hacer las cosas de manera correcta y pensar por supuesto en comprar  un coche nuevo lo más pronto posible, sin duda se convierte en una manera de estrenar aunque no sea en las mejores condiciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*