La década del cine del miedo

Por décadas el cine de terror, se ha encontrado entre los favoritos de los géneros, y que sin importar la edad a todos apasiona ver por igual, sin duda alguna la década de 2010, fue la de miedo. Y la película el Cisne Negro, formo parte del repertorio de film que se destacaron en ese momento.

Las películas de terror y miedo,  no presentan el mismo contexto de brujas, de poseídos, de muñecos que toman vida, de eventos sangrientos, ahora experimentan temas de la vida real, que hacen que tu mente se sumerja en ella, algo como terror psicológico..

Dentro de los diferentes temas se destaca, los traumas de la infancia, la violencia de géneros y familiar, violaciones, racismo,  bullying, infidelidades, el fin de la humanidad, es decir problemas sociales y de cultura que aún siguen afectado al mundo, entre otras.

La idea es que cuando terminas de ver la película,  te quedes con la intriga si de verdad era así que debería finalizar o no, creando ese suspenso a los largo de la todo el film.

En fin fue una década de películas increíblemente muy bien llevadas, tanto que fueron nominadas al premio de la academia “El Oscar”,  y el Cisne Negro fue una de ellas.

 

El Cisne Negro, la obsesión de la perfección

El Cisne Negro es una buena película, dirigida por Darren Aronofsky, y un sin igual reparto, con Natalie Portman de protagonista, se encuentra dentro del género thriller psicológico.

Trata de una bailarina, que busca perfección, pero los traumas de infancia originados por la sobre protección de su madre, le hacen desencadenar  una serie de acontecimientos terroríficos que no puedes dejar de ver.

La presión de la madre, las exigencias de la perfección del  baile, la burla de las compañeras, provoca una terrible tensión en Sarah Lane (Natalie Portman), logrando el colapso nervioso de la bailarina profesional cuando la fecha del estreno del Lago de los Cisnes se iba acercando.

Natalie Portman, en  Sarah Lane, representa a una chica tímida e introvertida, criada bajo la protección constante de su madre, debe interpretar en el Lago de los Cisnes a la Reina Cisne,  al Cisne Negro,  una chica sensual, salvaje y extrovertida, originándole muchos contratiempos, exigencias y burlas en los ensayos para el baile.

El interpretar un papel distinto a su personalidad, hace que Saran Lane se descontrole y saque toda su furia interna, desarrollando acontecimientos que inesperados.

No te pierdas desde la comodidad de tu casa y en compañía de familiares y amigos este gran film.