Consejos para comprar un destructor de papeles

En cualquier empresa será fundamental que recicles bien los documentos antiguos con la finalidad de que puedas contribuir con el medio ambiente. Para ello lo mejor es comprar un destructor de papeles, que te permita dejar los documentos listos para el proceso de reciclaje de los mismos.

En el post el del día de hoy vamos a hablar sobre los puntos básicos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un destructor de papel para tu empresa. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente para que conozcas más al respecto.

¿Cómo elegir un destructor de papel?

Escoger adecuadamente un destructor de papel te permitirá que puedas conseguir un gran rendimiento en tu empresa. Para tomar una decisión acertada fíjate en los siguientes puntos básicos:

Tipo de cabezal

El tipo de cabezal será algo básico a tener en cuenta, en especial porque debes elegir un cabezal que vaya acorde con los documentos a destruir. En todo caso, los cabezales de corte en tiras pueden ser una buena solución si los documentos no tienen datos importantes.

Por otra parte, si los documentos tienen datos de vital importancia para tu empresa lo mejor es elegir un cabezal de corte de seguridad DIN. Estos cabezales destruirán en trozos muy pequeños los documentos lo que hará que no puedan ser reconstruidos.

Capacidad en hojas

La capacidad de las destructoras de papel suele estar entre las 5 y las 10 hojas por cada ciclo de trabajo. Esta capacidad se medirá en hojas de 80gsm, por lo cual si vas a destruir hojas más gruesas debes calcular cuál es la cantidad de hojas que puedes poner en la destructora.

En base a la capacidad podrás saber cuántas destructoras necesitarás para tu empresa. No se aconseja exceder la capacidad de las mismas porque esto llevará que se produzcan atascos o daños al cabezal de corte.

Ciclos de trabajo

Los ciclos de trabajo serán muy importantes, porque es el tiempo que tardará el cabezal en recalentarse hasta necesitar un descanso. Por lo general, estos suelen estar entre los 5 y 10 minutos, con períodos de descanso de 30 minutos.

También existen destructores de papeles que no requieren de ningún tipo de pausa porque incorporan un cabezal especial. Pero estos suelen ser más costosos y no merecen la pena a menos que requieras una gran capacidad para la destrucción de papeles en tu empresa.