Que significa que se gripe el motor del coche

Ninguna avería del coche es bien recibida o apreciada, pero algunas si son más temidas que otras, como es el caso del gripado del motor, el cual es la más grave a la que puede enfrentarse su vehículo ya que podría incluso ser su final. El gripaje se refiere al agarrotamiento  o bloqueo de algunos de los elementos metálicos del motor a causa de un recalentamiento extremo.

Cuando la temperatura del motor es excesiva los motores, sean de gasolina o diésel, podrían fusionarse y perder su movilidad. Esto suele afectar a las piezas metálicas que permanecen en rozamiento constante, ya que eso además de que las desgasta de su forma original, tienen también dicho riesgo si no reciben las debidas revisiones y mantenimiento.

El gripaje más común es el que ocurre entre el pistón y la camisa que recubre el cilindro, puesto que el problema sucede en la parte superior del cilindro que es la donde se eleva la temperatura. Otros componentes que podrían griparse son los cojinetes del cigüeñal con las bielas, el cambio al diferencial y las válvulas con sus guías.

Las causas por las que un motor se gripa son sencillas de evitar, siempre y cuando se tenga el cuidado de tener al día el mantenimiento del vehículo. El gripado principalmente se da por una o más razones:

  • Refrigeración pobre: que hayan fallos en el sistema de refrigeración o el nivel del agua sea muy bajo
  • Desequilibrio de bielas: el cilindro sufrirá mayor desgaste de un lado del pistón que el otro si el cigüeñal no está debidamente equilibrado.
  • Averías en el segmento de compresión: ocurre cuando la capa de lubricante entre los dos componentes se rompe o se prende, eso lo lleva a aumentar el roce.
  • Mala lubricación: podría ser por que el aceite sea de bajo nivel viscoso, le falte presión o el lubricante pierda sus cualidades.

Los síntomas del gripado varían según las piezas que estén involucradas, pero al ser algo que se presenta cuando se está en circulación, por lo general, puede notarse que se disminuye la velocidad, se pierde la potencia, aumenta el ruido que causa el motor, se escuchan sonidos metálicos como u repique, entre otros. Si le sucede lo más recomendable es soltar el embrague para facilitar la lubricación de los cilindros y así ayudar a que el calor disminuya y detener el vehículo tan pronto pueda.

Aun siendo una avería bastante cara, podría salvar un poco el presupuesto adquiriendo los repuestos requeridos en un desguace; este tipo de empresas se han hecho muy populares por lo que es sencillo conseguir despieces seat, Volvo, Renault o incluso Jaguar. Ahora es posible hacerlo hasta vía online, puesto que algunas disponen de acceso en línea.